Como realizar unos kits de calidad

destacada

¿Qué es un kit

Es un conjunto de piezas para realizar un determinado trabajo que se venden sueltas y con un folleto de instrucciones para montar con facilidad.

De sobra es conocido el afán de los quilters por comprar kits, nos encanta y además nos facilita el trabajo.

En muchas ocasiones los kits nos ayudan a realizar ese bonito trabajo que queremos, pero también, en otras muchas, nos hacen la vida impsible. En muchas ocasiones alumnas y clientas llegan con kits para que les ayudemos a descifrarlos ya que faltan dibujos, datos o fotografías, o incluso las medidas no son las correctas. También se da el caso de no estar traducidos al idioma donde se comercializan.

A veces incluso para profesionales resultan una tarea ardua. Es por ello que con esta pequeña guía intentamos ayudar a elegir kits de buena calidad.

Lo que debería tener un kit:

1- Una foto en color del trabajo terminado. Que sea de calidad.

2- El título del trabajo.

3- La técnica que se va a utilizar y el nivel de dificultad.

4- Una lista de materiales necesarios, verificados y no justitos en cantidad.

5- Puede o no llevar las telas, entretelas y guata necesarias para la realización del proyecto, pero hay que especificarlo.

6- Poner claramente si en los patrones están incluidos los márgenes y de cuanto (0,5 cm 0 0,75cm)

7- Unas explicaciones claras de cada paso: para ello es muy importante, aunque parezca obvio, explicar detalladamente cada paso y separarlos bien, sería buena idea numerarlos, poner fotos, esquemas o dibujos ilustrativos.

8- No utilizar los patrones ajenos como propios. ¿Cuántas veces hemos comprado patrones japoneses o americanos con la traducción más o menos bien hecha, y el dibujo ajeno con el sello de la empresa? Esto además de ilegal, es una falta de respeto hacia el cliente y el diseñador.

En caso de adquirir un kit al que le faltan materiales o no está claro, la mejor opción es RECLAMAR.

Una recomendación que realizamos desde Bordados de Ayer y Hoy para los creadores de kits, es la contratación de profesionales. Fotográfos, periodistas o diseñadores pueden ser de gran ayuda a la hora de elaborar el kit. El valor añadido de un kit bien hecho, facilitará su venta y la satisfacción del cliente.

Artículo original: Revista asociación nacional de Patchwork.

Autoras: Soraya Pérez y Ludi Muñoz

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Recibe nuestro boletín de noticias

Recibe noticias exclusivas y ofertas en tu email. No te enviaremos nunca publicidad molesta.

Te has suscrito con éxito