Sheila Frampton

Fecha:abril 7, 2017 Categoría,

Cuando la artista premiada Sheila Frampton Cooper crea, se deleita en lo espontáneo. Su proceso de forma libre, con sus sorprendentes giros y vueltas, inevitablemente la lleva a un lugar de originalidad sin filtro donde su atrevido trabajo llama poderosamente la atención.

Nacida y criada en Los Ángeles, California, Sheila mostró un temperamento artístico desde temprana edad y ha estado creando arte desde que tiene recuerdos. A los 19 años vivió en Italia, Francia y Bélgica, y a su regreso se embarcó en su camino creativo. Varios años más tarde, como madre soltera que trabajaba duro para mantener a sus dos hijos pequeños, pintaba por las tardes como una via de escape creativa. Una noche, mientras trabajaba, miró la pintura y pensó: “Esto es una mierda”, así que ella sumergió su cepillo en pintura y empezó a lanzarlo. Entonces ocurrió algo mágico: había una escena en el lienzo que acababa de fluir. Ese momento la cambió profundamente.

Desde hace años la pintura al óleo, acrílica y acuarela hasta la joyería y la fotografía arquitectónica, han sido un sorprendente salto a su actual pasión por las colchas de patchwork. Su mayor afinidad radica en el retoque improvisado, así como en la pintura con tintes intensos y diversos aspectos del diseño de la superficie. Tanto como si se trata de una mariposa posada en su alféizar de la ventana, un pájaro en su jardín o los colores de un pez tropical, Sheila encuentra inspiración en el mundo natural, así como en la bulliciosa metrópoli. Esta dualidad se manifiesta en su obra a través de diseños audaces y gráficos yuxtapuestos a creaciones más silenciosas y fluidas, amorfas.

sheila frampton

sheila frampton

sheila frampton

sheila frampton

sheila frampton

sheila frampton

sheila frampton

sheila frampton

sheila frampton

sheila frampton

sheila frampton

 

Recibe nuestro boletín de noticias

Recibe noticias exclusivas y ofertas en tu email. No te enviaremos nunca publicidad molesta.

Te has suscrito con éxito