Françoise Christien

Fecha:agosto 7, 2013 Categoría

Françoise Christien es un claro ejemplo de lo que se puede conseguir si no ponemos trabas a nuestra imaginación. Al pasear entre sus creaciones, una puede encontrar desde un fragmento del fondo del mar, con el color vibrante de sus anémonas y corales, hasta una muestra de la vegetación de un bosque de ensueño. Así son sus “pequeñas y grandes locuras textiles en tres dimensiones”, tal y como ella las denomina. Su andadura comenzó en 2006, al descubrir las posibilidades del fieltro en la exposición El arte para vestir, de Rosie Godbout y Sylvie Lupien. Tuvieron que pasar dos años para que creara su primera colección de chaquetas y abrigos, y desde entonces ha trabajado de forma imparable. Françcoise crea tejidos originales y únicos a base de lana bruta que enfurte a mano por enjabonadura, fricción y batanadura. Además incluye también seda, terciopelo, lino, encaje y algodón para fabricar fieltro nuno. El resultado son prendas con una personalidad propia muy característica.

En la actualidad es dueña de un attelier, donde además de impartir talleres, realiza ropa y complementos por encargo. Su sello de identidad son las composiciones textiles abstractas y sin costuras, hechas de retales de encajes antiguos, residuos de fibra, lana y fieltro nuno. Además, pide a sus clientes que lleven sus propios fragmentos de tela para integrarlos en sus abrigos o chaquetas y así conseguir que su personalidad quede reflejada en el resultado final. Según François Christien: “Nuestras posibilidades solo están limitadas por nuestra imaginación”.  Como filosofía de vida no está nada mal.

Recibe nuestro boletín de noticias

Recibe noticias exclusivas y ofertas en tu email. No te enviaremos nunca publicidad molesta.

Te has suscrito con éxito